lunes, 10 de enero de 2011

Reseña: "Deseo Concedido" de Megan Maxwell

¡Buenas tardes, Blogueros! Empezamos el nuevo año aqui en el blog con esta reseña escrita por Tesi . La novela que nos trae es Deseo Concedido, escrita por Megan Maxwell

Sinopsis:

Si algo tiene claro Lady Megan Philiphs es que ningún hombre doblegará su carácter y su voluntad. Acostumbrada a cuidar y velar por la seguridad de sus hermanos, Megan es una joven intrépida, de bello rostro moreno, a la que le divierten los retos y no le asusta el sonido del acero.
Si algo tiene claro el guerrero Duncan McRae, es que su vida es la guerra. Acostumbrado a liderar ejércitos, y a que la gente agache atemorizada la cabeza a su paso, al llegar al castillo de Dunstaffnage para asistir a la boda de su amigo Axel McDougall, se encuentra con un tipo de enemigo muy distinto al que conoce: la joven e inquietante Megan.
La palabra de un highlander en Escocia es su ley. Y la promesa de Duncan al abuelo de la muchacha, une sus destinos y desemboca en una trepidante y accidentada boda de un año y un día.
¿Conseguirían Megan y Duncan sobrevivir todos esos meses sin ahogarse? O por el contrario ¿la pasión les terminará consumiendo?


Opinión:

Megan es una chica que huye de Inglaterra después del asesinato de sus padres y de las constantes humillaciones de sus tíos. Con la ayuda de un viejo amigo de su padre, y con la compañía de su hermana Shelma y su hermano pequeño Zac, huirán hasta Escocia, lugar de nacimiento de su madre.
Allí transcurren los años y son criados por su abuelo, un amable anciano que les enseña a defenderse por ellas mismas y a luchar con el mismo espíritu que un hombre. Se hacen amigas del clan McDougall, entre los que se encuentra Axel McDougall, el laird, Gillian McDougall, su hermana, Mauled, el abuelo de Axel y Gillian, y Alana, su prometida.
En la boda de ellos dos es donde las hermanas Phillips conocen a los atractivos Duncan y Niall McRae, y a Lolach McKenna. En el momento en que son presentados, “El Halcón” apodo por el que se conoce a Duncan, se queda prendado del precioso pelo de Megan y ella se fija en los ojos verdes de él más que en cualquier otro hombre.

A partir de un trágico acontecimiento y tras un juramento de Lolach y Duncan al abuelo de ellas, las dos hermanas se ven abocadas a un casamiento con los dos lairds.
Shelma no le ve ningún problema a casarse con Lolach, pero Megan se niega en rotundidad a unirse en matrimonio con Duncan, asi que deciden celebrar un Handfasting, un matrimonio que tan solo duraría un año y un día.

Esta novela es un claro ejemplo de cómo las relaciones amor-odio son un tema recurrente en cuanto a las historias románticas. Si bien es cierto que Duncan y Megan se atraen, también es cierto que sus caracteres tercos y obstinados les hacen pelearse constantemente, llegando a plantearse si fue buena idea aquel Handfasting o si renovarian sus votos al acabar este. Pero es innegable que el amor entre ellos va creciendo con el tiempo.

Una de las cosas que más me gustó fue el carácter de Megan, segura de sí misma, con temperamento y muy confiada, capaz de plantarle cara a cualquier persona que se meta con ella, pero sobretodo con sus hermanos. Y la poca voluntad de doblegarse ante su marido, siendo fiel a su espíritu libre y a su capacidad de resolver los problemas por si sola, sin ayuda de ningún hombre. Megan no renuncia a su forma de ser solo porque se ha convertido en la esposa de un laird y por lo tanto en la señora de Eilean Donan. Y ese será uno de los grandes problemas que se plantea en la historia. Duncan no consentirá que su mujer le plante cara delante de sus hombres o le contradiga. No le permitirá que desobedezca una orden suya ni que se comporte fuera de lugar.

Otro aspecto que se trata es la condición de los hermanos, mitad ingleses y mitad escoceses, siempre repudiados por ser lo que son. Tanto en Dunhar, lugar donde nacieron, como en Dunstaffnage, son tratadas con desprecio por la mezcla en su sangre.
Sin embargo consiguen hacer muy buenos amigos que no les importa de donde proceden o quienes eran sus padres. Ha sido una muy buena idea este argumento porque durante toda la novela, les lleva a situaciones y le da a la historia otras tramas con más acción y no se hace un libro de un solo tema a tratar como puede ser el amor.
Una de las cosas que más me han gustado, aunque sea de carácter secundario, es otra relación , la de Niall y Gillian. No se soportan pero no pueden vivir el uno sin el otro. Aquí tengo una pega: durante muchos capítulos esta relación se queda congelada ya que el personaje de Gillian deja de aparecer y justo cuando me creía que por fin iba a pasar algo me quedé con las ganas, pues el libro termina.

En general me ha gustado mucho. Al mezclar romanticismo con algunas escenas de acción no se hace empalagoso. Lo recomiendo para pasar un rato entretenido cuando no tienes otra cosa mejor que hacer. Le doy un 3/5



Tesi.

8 comentarios:

el hada de las palabras dijo...

Una reseña buenísima ^^ yo este libro no lo he leído, aunque me llama, la verdad es que antes quiero leer Fue un beso tonto de la misma autora.

Besotes!!

Crónicas de los Reinos dijo...

Nunca había oído hblar de este libro!
Se agradece ver libros distintos ^^
Gracias por la reseña!
Bss!

Teresa dijo...

el hada de las palabras, gracias ^^
Yo también quiero leerme ese libro, lo tengo en la lista de pendientes ^^

Teresa dijo...

Crónicas de los Reinos, de nada ^^

Anabel Botella dijo...

Yo le puse la misma nota que tú. A mí me pareció muy entretenida la novela y sobre todo divertida. La autora tiene mucho sentido del humor.

Leyna dijo...

A mí me gustó mucho, tengo ganotas de leer la novela del hermano de Duncan *O*

¡Un besote! =)

Teresa dijo...

Si que es verdad, Anabel, es muy divertida, la verdad es que me ha hecho pasar un buen rato mientras la leía ^^

Teresa dijo...

Hola Leyna,
Yo también tengo ganas de leer ese libro, tengo muchísima curiosidad xd