jueves, 21 de abril de 2011

Reseña: "La Orquidea Blanca" de Carmen María Cañamero

¡Hola, chicos! Os traigo la crítica de una novela que me ha dado más de un quebradero de cabeza. Se trata de "La orquidea Blanca", escrito por Carmen María Cañamero y publicado por Ediciones Atlantis.


Sinopsis:

Edrick, Dalia, y sus padrastros, Adam y Sarah, emigran a Letonia. Edrick es adoptado, tiene 18 años y un carácter fuerte e independiente. Un buen día, Sarah, decepcionada consigo misma, abandona la familia. Más tarde, padre e hijos contemplan un accidente y los dos hermanos acuden a realizar un boca a boca a una persona moribunda que escupe sangre por la boca. De esta forma acaban contrayendo el vampirismo. Adam, el padre, al reconocer los efectos, les confiesa que él también es uno de ellos. A partir de aquí, Edrick irá haciéndose como puede a su nueva condición.

En el instituto conocerá a Poeme, de quien se enamora perdidamente. Con ella descubre que en el mundo sobrenatural no solo habitan los vampiros, sino también las brujas, licántropos, ninfas, hechiceras blancas... y se puede decir que las relaciones entre todos estos grupos no son nada cordiales. La familia de Poeme y ella misma son brujas que poseen la capacidad de detectar a seres sobrenaturales. Su misión será luchar por un equilibrio sobrenatural dentro de la naturaleza.

La orquidea blanca bebe de la más actual de las tradiciones, la del vampiro adolescente, atractivo, que puede caminar bajo el sol, y que siente y padece en su corazón como el resto de los mortales.

Opinión:

Edrick y Dalia son dos chicos huérfanos que son adoptados por Adam y Sarah. Edrick es un chico rebelde, reservado, que no encuentra su sitio en el mundo y que repele de todo el que le rodea, sobre todo de su madre adoptiva. Un buen día ésta última decide abandonarlos.

Edrick, Dalia y su padre son testigos poco después de un accidente de tráfico y los dos hermanos le hacen el boca a boca a la víctima. Es entonces cuando ambos se ponen muy enfermos. Adam les desvelará que son vampiros y que se estan muriendo. Para evitarlo tendrá que convertirlos.
A partir de ese momento, se les abrirá un nuevo mundo, antes oculto a sus ojos...

Este libro, que gané en un sorteo, tardó tres semanas en llegarme desde la editorial. Quizás por eso, en cuanto lo recibí, me puse a leerlo, ya que le tenía unas ganas locas después de leer algunas críticas que lo ponian por las nubes.
Pero "La Orquidea Blanca", solo ha hecho que darme quebraderos de cabeza durante más de dos semanas -Porque, encima, me ha costado lo suyo acabarlo, porque no me enganchaba.¬¬-

Odio encontrarme con algo que no me gusta, aunque a veces suceda, pero no me esperaba para nada el chasco que me he llevado con esta novela.

En primer lugar, la historia que podía haber dado mucho más de si, me ha parecido un lio tremendo. La teoría del origen de cada especie sobrenatural y la humana, me ha parecido interesante, pero me ha dado la impresión de que la autora no sabía muy bien porque deberían luchar las diferentes razas, ya que se supone que es por la eterna rivalidad entre las ninfas y las brujas, pero al final añade también otras cosas.

El ritmo, que en un principio creía que sería bueno, me ha parecido lento. Centrandose solo en la necesidad de Edrick por Poéme. (Un relación demasiado precipitada y excesivamente pastelosa, debo añadir.)

Además, la protagonista, Poéme, me ha parecido la cosa más infantil y noña de este mundo. De verdad, no podía soportala, me sacaba de mis casillas cada vez que aparecía. -Supongo que está de moda eso de "La chica diferente al resto"... Pero lo de esta joven, era simple y llanamente, desquiciante y escalofriantemente infantil-.
Las escenas de acción no abundan y son demasiado efímeras, para mi gusto.

Hay personajes que me han gustado, pero que la autora los ha tratado de manera muy superficial, como Enneis, que encima sale casi al final y la relación de Dalia con Etienne , -Spoiler-Se conocen y derepente, sin contarte mucho más, resulta que al final estan enamoradísimos el uno del otro.-Fin Spoiler- que podian haber tenido un poco más de protagonismo, eclipsado por esa pastelosidad de relación entre los protagonistas. Vamos, que son personajes planos, al que no les he encontrado ningun tipo de evolución.

Debo añadir que lo he terminado, porque, además de que me esperaba que cambiara algo, no me gusta dejar las novelas a la mitad.

Me da mucha pena el haberme llevado tal decepción, porque realmente me esperaba la novela fresca y tan buena que algunos decian, pero a mi no me ha conseguido atrapar en ningun momento. Una lástima, porque creo que, enfocándola de otra manera, quizás habría dado mucho más de si.


Le doy, finalmente, un 2/5

5 comentarios:

Tatty dijo...

Vaya me había llamado la atención pero después de leer la reseña ya no tengo muchas ganas de leerlo, al menos de momento. Besos

Anabel Botella dijo...

No me llamaba la atención. Estoy un poco cansada de las historias de vampiros que creo que no aportan nada. Me fío de tu opinión.

Leyna dijo...

Lo tengo pendienteeee, a ver cuando hago hueco xD

¡Besos! =)

Liz dijo...

pues a mi no me llama mucho por toodo lo que dices XD

Veritas dijo...

Vaya, siento mucho que no te haya gustado mi novela. Pero muchas gracias por haberla leído y haberte molestado en dejar tu opinión ^^ Aprendo mucho de todos vuestros comentarios.

¡Un saludo!